Destilación sencilla: obtención de etanol a partir de vino

Objetivo

Determinar el porcentaje de etanol, EtOH, en el vino “alcohol por volumen” (ABV) usando la destilación sencilla y posterior medición de la densidad del destilado con un alcohómetro.

Antecedentes

Una de las características que deben especificarse en la documentación de las bebidas alcohólicas —por ejemplo, los vinos— es el porcentaje (%) de alcohol en volumen de EtOH, denominado alcohol por volumen (ABV). En una disolución de alcohol y agua, se puede medir directamente determinando la densidad con un densímetro (alcohómetro).

Sin embargo, en el caso particular del vino al tratarse de mezcla compleja que contiene agua, EtOH, azúcares, ácidos orgánicos, pigmentos y otros ingredientes; por lo tanto, el ABV no puede determinarse directamente a partir de la densidad del vino.

Por tanto, se necesita un proceso que en una primera parte nos consiga separar el EtOH del resto de componentes mediante destilación sencilla. Los componentes volátiles encontrados en cantidades considerables son agua y EtOH, que tienen un p.e. de 100.0 y 78.3 ºC, respectivamente. Ambos pueden formar azeótropo con un p.e. de 78.2 ºC y con una composición del 96 % de la masa de EtOH (97 % en v/v). En vinos tintos, el ABV de EtOH se expresa en volumen porcentual y es algo superior al 10 %.

En la destilación de vino tinto, no se puede producir ninguna fracción que contenga EtOH al 100 % porque el componente más volátil es el azeótropo. En esta práctica, no se producirán fracciones; Por otro lado, todo el EtOH contenido en la muestra se destilará, con el objetivo de determinar el contenido total de ABV del vino tinto correspondiente.

Procedimiento experimental

Con una probeta, mida 100 ml de vino y transfiéralo a un matraz de fondo redondo de 250 ml. Lave la probeta con 50 ml de agua destilada para eliminar cualquier líquido restante. Agregue el agua al contenido del matraz.[1] Añada un iman y ensamble un montaje para una destilación sencilla en el matraz que contiene la muestra de vino y caliente con una placa con agitación magnética, manteniendo una ebullición homogénea.[2]

Recoja el destilado en un matraz Erlenmeyer, al que previamente se le añade 10 ml de agua para que el destilado no se evapore, para alcanzar un volumen de aproximadamente 50 ml. Se deja enfriar el destilado a temperatura ambiente y se enrasa en una probeta hasta alcanzar 100 ml (el mismo volumen que la muestra inicial de vino). Usando un alcohómetro, determine el contenido de alcohol del vino.

Debido a que la densidad varía con la temperatura y el alcohómetro esta calibrado a 20 ºC, hay que medir la temperatura de la muestra y corregir, si fuera necesario, la medida con los valores de la Tabla 1.

Propiedades fisicoquímicas

Compuesto Mf P.f. (ºC) P.e. (ºC) D (g·L-1) GHS
Etanol 46.07 -114.1 78.5 0.79

Referencias y notas

[1] La adición de esta cantidad de agua extra nos asegura que el matraz no llegue a sequedad durante el proceso de destilación.

[2] No olvide conectar el refrigerante recto a las tomas de agua y abrir las llaves.