Microescala: adición de reactivos

Written by José | Last Updated on 2 meses

La adición de reactivos a una reacción puede realizarse, en el caso más simple, de forma directa con ayuda de una microespátula en el caso de sólidos o con una pipeta automática, o una pipeta Pasteur para líquidos o disoluciones.

En el caso de que la reacción deba permanecer en un recipiente cerrado, se deben añadir los reactivos a través tapones de tipo septum, pinchar con una jeringa provista de una aguja y adicionar el reactivo.

A veces es necesario pinchar una segunda aguja para facilitar el proceso, y evitar sobrepresiones. En la Figura, se describe el caso más sencillo, en donde un reactivo se adiciona a un tubo de reacción.

Cuando los montajes son algo más complejos, como por ejemplo un reflujo, se usan también tapones de tipo septum o similares para añadir los reactivos desde una jeringa. El septum debe situarse directamente sobre el recipiente en el que se calienta la reacción para que el contenido de la jeringa gotee directamente en el matraz o en el vial cónico.

Volver a la página de operaciones básicas y técnicas específicas de microescala.