Microescala: filtración

Written by José | Last Updated on 3 meses

Las dos formas más frecuentes de filtrar un sólido en microescala son las siguientes:

Con la ayuda de una pipeta Pasteur

Si se quiere eliminar el líquido sobrenadante de un sólido que se encuentra en un recipiente (vial, Erlenmeyer, etc.) se puede usar una pipeta Pasteur.

Se introduce la pipeta, provista de una tetina, hasta el fondo del recipiente, de manera que quede completamente pegada al mismo, y se succiona de manera que el sólido quedará en el fondo y el líquido en la pipeta.

Si el sólido está formado por partículas muy pequeñas, nos podemos ayudar de una bolita de algodón enrollada en la punta de la pipeta para evitar que el sólido pase a ésta.

Si se quiere eliminar un sólido, se prepara una pipeta con una pequeña cantidad de algodón que se introduce en la misma con ayuda de un aplicador, por ejemplo de un trozo de alambre.

A continuación, se introduce un material de relleno, como puede ser celita o silica gel y seguidamente se fija la pipeta a un soporte con ayuda de una pinza.

El líquido que se quiere filtrar se trasvasa con ayuda de otra pipeta provista de una tetina y, se recoge en un recipiente el filtrado. El sólido a eliminar quedará retenido en el relleno.

En caso de que el paso del líquido a través del filtro sea muy lento, se puede acoplar una jeringa de plástico al filtro mediante un trozo de tubo de goma y forzar el goteo generando una presión mediante la jeringa.

Mediante un embudo Hirsch

Se utiliza un embudo de Hirsch, ya sea de vidrio o de plástico, de forma semejante a la filtración a vacío convencional, ensamblado a un Kitasato o un tubo con una salida lateral para conectar al vacío.

Volver a la página de operaciones básicas y técnicas específicas de microescala.